• Español
  • Català
    • 05 MAR 18
    • 0
    LOS BENEFICIOS DEL TENS

    LOS BENEFICIOS DEL TENS

    TENS

    El TENS responde a las siglas de Transcutaneos Electrical Nerve Stimulation (Electroestimulación Nerviosa Transcutánea).

    Se utiliza como una técnica terapéutica por su capacidad antiálgica. Es un tipo de corriente eléctrica que sirve para disminuir el dolor de cualquier parte del cuerpo.

    Hay varios tipos de TENS:

    • TENS convencional: para bloquear el dolor a nivel espinal. Se puede utilizar durante 30 minutos y no hay inconveniente de ponerlo 2 veces al día.
    • TENS endorfínico: para producir un efecto vascularizante en la zona dolorosa. El tratamiento suele durar 20 minutos y se utiliza 1 vez al día.
    • TENS de barrido: es como el convencional pero durante el tratamiento van variando los parámetro del estímulo. La duración es de 20 minutos.
    • TENS Burst: es una mezcla de los dos primeros con una duración del tratamiento de 15 minutos y 1 sola vez al día.

    Cuando hay una parte del cuerpo con mucho dolor, la tendencia natural de la persona es evitar movimientos con esa zona dolorosa. Pero la inmovilidad reduce la actividad metabólica y por tanto la incapacidad de eliminación de las sustancias productoras del dolor. Y esto crea un círculo vicioso ya que cuanto menos mueves, más duele.

     

     

     

    La compuerta del dolor es el fundamento fisiológico básico en el que se basa las ondas del TENS. Explicado de forma general, el cerebro humano puede generar un control sobre las vías que transmiten el dolor, cerrando o abriendo sus puertas, según quiera sentir el dolor o evitarlo. Todo este procedimiento es involuntario e inconsciente, pero los estímulos externos como el TENS sí pueden hacerlo. Si el cerebro está distraído, pierde la capacidad de prestar atención al dolor que le ocasiona la fuente del trauma, por lo que no siente el dolor. De esta manera, el TENS le da un estímulo  al nervio y el cerebro está pendiente de ello. Para que esto ocurra la frecuencia del TENS tiene que ir cambiando y que no se acostumbre.

    El TENS provoca un estímulo en la musculatura con el consiguiente aumento de la actividad metabólica, mayor flujo sanguíneo, mejor oxigenación de los tejidos con una mejora de la aportación de sustancias nutritivas.

    Dejando de lado la parte más técnica, os preguntaréis  ¿qué programa utilizo yo?

    Todos los aparatos de TENS llevan un manual de usuario donde salen los programas explicados y para qué sirven, así que con la patología que os haya diagnosticado el médico o con los consejos que os pueda dar el fisioterapeuta podéis elegir el programa más adecuado.

    ¿Dónde pongo los electródos?

    Puedes poner dos electrodos o cuatro. Si pones dos electrodos debes colocarlo uno por encima y el otro por debajo de la zona que notas más dolor. Si utilizas cuatro electrodos los tienes que poner en forma de cuadrado y que la zona dolorosa te quede en el medio.

    Algunos ejemplos de patologías y como se colocarían los electrodos.

    ¿Hay contraindicaciones?

    Sí hay contraindicaciones. El TENS no se debe utilizar en:

    • Personas portadoras de marcapasos.
    • Mujeres embarazadas.
    • Personas con epilepsia, o consultar al médico.
    • Personas con trombosis, tromboflebitis o varices.

     

    Cualquier duda podéis consultarnos a TraumareSport  www.traumare.com

    973 26 85 99 o rhb@traumare.com

    Sandra Godia

    Fisioterapeuta Col N. 10406

    Leave a reply →

Photostream